“Y si por un azar de la vida, usted se encuentra a salvo,
no olvide al vecino que almuerza una soga de barco”.
Buena Fe

Hace un par de días leí un post que escribió Roberto San Martín sobre el grupo cubano Buena Fe a raíz de su concierto en Miami. A través de su escrito me enteré de que el actor reside allí. Lo había dejado viviendo en España, o sea, por allá andaba la última vez que supe de él.

Primero lamenté su texto, porque a Robertico le tenía cariño. Personalmente no lo conozco, pero hace varios años encarnó de manera magistral el personaje de “Tito” en la conmovedora película “Habana Blues”. Una cinta que marcó a parte de mi generación, y que a mí me revolcó por el piso. No es, a mi juicio, una obra de arte magistral, pero toca fibras vitales de una manera sumamente sensible, acaso en el momento preciso. Particularmente los personajes se vuelven entrañables.

Como decía, le tenía cariño, en pasado. Cuando leí el texto del actor se me fue el cariño con la misma rapidez superficial con la que me llegó. De todas maneras a “Tito” lo voy a seguir queriendo, no sé qué fue de “su vida” pero mejor así.

El concierto que propició el texto de marras, lo dio Buena Fe en Miami el pasado 18 de Septiembre y generó gran polémica en esa ciudad. Una parte de los habitantes de esa urbe estaban en contra de que ocurriera el concierto. En medio de varias injurias contra estos músicos, sus detractores arguyen que son “comunistas”, y les enrostran como males imperdonables haber cantado feliz cumpleaños a Fidel el pasado 13 de agosto, haber cantado en los funerales del ex-presidente venezolano Hugo Chávez y haber llamado, unos años atrás, “puñeteras” a las damas de blanco.

Estuve leyendo un rato comentarios de habitantes de esa ciudad, a favor y en contra del concierto. Leí además algunos artículos previos al de San Martín. Me pasa una cosa curiosa. Entre estos dos bandos yo apoyo con mis dos manos levantadas a los que decidieron llenar el Miami Dade Country Auditorium. No obstante no comparto la razón esencial que esgrime la mayoría 1 de los que apoyaban que el concierto se realizara. En cambio, los que se oponían al concierto me parecen anacrónicos y malintencionados, pero concuerdo con el argumento esencial que esgrimen. Contradicción a la vista. Les cuento.

Me refiero a la afirmación de que la política y el arte no tienen relación alguna. Parece que en Miami un ciudadano es tolerado por la comunidad incluso si va a un concierto de un grupo que reside en Cuba y le cantó feliz cumpleaños a Fidel. Pero ya decir que apoya ciertas corrientes o ideas políticas es inadmisible. Por ejemplo, decir que te gustan algunas de las medidas políticas que llevó adelante en su país el ex presidente Chávez, puede convertirte en una especie de bicho aborrecible. Y bueno, ya decir que “no odias a los Castro” es sacrílego. Parecería que como mucho se “puede” esquivar todo eso y decir, “no, yo de política, nada”.

El tema tiene enjundia y queda para otro post un análisis más profundo, pero a grandes rasgos creo que por supuesto el arte y la política están estrechamente relacionados. Pero no sólo el arte, sino absolutamente todo. La política no es más que la vida de todos como conjunto. Si las personas que dirigen algunos proyectos políticos le parecen lamentables, no olvide que esas personas salieron de las sociedades que tenemos y de la que somos todos responsables irremediablemente. Incluidos los que creen que se salen por decir cosas  como “a mí la política no me interesa”.

Pese a lo anterior, me parece un mal camino proponer no disfrutar de una obra de arte por el hecho de que el autor tenga ciertas ideas o posturas.  Las ideas políticas de Mario Vargas Llosa están en las antípodas de las mías, pero pobre de mí si por eso me hubiera privado de su maravillosa obra narrativa, por poner un ejemplo entre miles. No obstante, si alguien decide que no admirará más la obra de una persona por sus opiniones políticas. Que no irá más a sus conciertos, o no comprará sus libros, sus cuadros, sus discos, porque eso sería apoyar a la persona a la cual no desea ver progresar, hacer fama. Lo respeto como opción personal. Lo que sí me parece descabellado es pretender exigirle eso al resto, o sea, masificar la intolerancia que se decidió para sí.

Pero Roberto San Martín va más allá en su texto. Se erige cual Dios omnipotente y pasa a decidir qué es arte y qué no, quién es artista y quién no.  “Yo soy un artista y vivo del arte y se que el arte debería estar por encima de cualquier posición política del artista. Pero digo arte y artista. Buena fe no tiene ni de uno ni de la otra”, nos dice. Cada uno es libre de tipificar el mundo como quiera, pero arrancar así, titulándose a sí mismo como artista y quitando esa categoría a un grupo sumamente popular, parece por lo menos un poco osado. A mí me da vergüenza ajena más bien.

Algunas líneas antes el actor había pontificado sobre la coherencia. Imparte cátedra diciendo que: “Lo que realmente me molesta de Buena Fe es su falta de coherencia. Y la ignorancia  que destapan”. La coherencia es otro tema complejo y su tratamiento en detalle también lo dejo para otro texto. No obstante, creo que todos somos incoherentes de alguna manera, lo cual no quita que debamos esforzarnos por serlo. No puedo asegurar que Roberto no es un ejemplo intachable de coherencia entre lo que dice y lo que hace en su vida diaria, y como bien me señalaba hace unos días mi amigo Yovany, entre lo que hace y lo que hace. Pero, así por especular, me atrevería a decir que no lo es. Sobre todo por un hecho estadístico, la inmensa mayoría de las personas no lo somos. El mundo no lo es.

De todas maneras existen límites, y cada uno elegirá cuánto de incoherencia le parece permisible. Creo que junto a la coherencia habría que ver con cuánto se compromete cada uno. Si no te comprometes con nada, si predicas que sólo te importa tu vida y mejorar personalmente cueste lo que cueste, violando incluso cualquier principio, entonces tal vez es fácil ser coherente. Quiero decir, si bien la coherencia es un bien preciado, no es para mí el único ni el mejor medidor para elogiar o criticar a alguien.

Buena Fe no es un dechado de coherencia. Conozco a algunos artistas y también no-artistas que lo son mucho más. Su punto más flojo lo vi cuando en vísperas de otro viaje a Miami negaron haberle dicho “puñeteras” a las damas de blanco, cuando existe un video donde se recoge claramente el momento en que lo hacen. Luego dieron marcha atrás con la negación y pidieron disculpas. En una entrevista reciente, Israel Rojas, líder de la banda, responde todas las preguntas de una reportera filosa de Miami. Sin perder la dignidad, ni negar nada de lo que han hecho, ni de lo que son, se mueve hábilmente en aguas difíciles para bojear diplomáticamente los temas más candentes. Está claro que Buena Fe quiere poder tocar en Miami, y también que quiere ganar dinero, algo que a mi juicio no está mal per se.

En mi caso les perdono sus pequeños huecos de coherencia, porque hacen cosas que me parecen valiosas. Por ejemplo tocar por toda Cuba. Ir a ciudades pequeñas y pueblitos de la isla a darle alegría a la gente, algo que no necesitan hacer, ni para ganar fama, ni menos para ganar dinero. No me olvido tampoco de cuando grabaron hace unos años un tema con Los Aldeanos (muy bueno, por cierto). No ahora que Los Aldeanos andan viajando por todo el mundo y les va sumamente bien, sino cuando en Cuba casi todos les daban la espalda. Cuando los autoridades, que siempre los han mirado mal, no les permitían salir del país, en una de esas incomprensiblemente estúpidas medidas del gobierno cubano. Me pareció un acto valiente y que aportaba a la aceptación de la diversidad que necesitamos en Cuba (y en todos lados).

Pero sobre todo valoro que sus canciones sean muy populares en Cuba. Sus letras son reflexivas, tocan temas importantes, critican y ponderan realidades del entorno nacional y también de la aldea global que tenemos en este mundo tan torcido. Que algo así llegue a los jóvenes de mi país, desde un grupo que hace sus canciones allí mismo, me parece excelente. Sobre todo cuando hay poca competencia de discurso (que logre ser masivo, quiero decir) al desastre del reggaetón que en la inmensa mayoría de sus textos promueve la mercantilización, la mujer vista como un objeto y el afán por los bienes materiales y el dinero por encima de todo y como mayor valor. Y no sigo la lista porque parezco un abuelo.

(Quiero aclarar que no soy un fan de Buena Fe, sólo me gusta. Algunos de sus temas me parecen melosos en la música, y algunos de sus textos los encuentro simples, predecibles y pegajosos  a través de metáforas fáciles. Sin embargo, otras muchas de sus canciones me parece muy buenas. En cualquier caso, ni siquiera el primer grupo de canciones escapa a lo que digo en el párrafo anterior).

En el otro extremo, el “aporte” del quizás muy coherente Roberto San Martín a su país de origen es ser un partidario del bloqueo férreo de USA hacia Cuba. Él, desde Miami, se adhiere, con mucho orgullo, a las posiciones más duras. Le molesta muchísimo que los cubanos (imagino que se refiere a los residentes en la isla) entren “a este país como perro por su casa”. Dice además que hay que luchar por ahogar a Cuba, que “[…]el enemigo es más grande que dos viejos de mierda con ínfulas de mafiosos. El enemigo está en cada artista que regresa a recuperar su ego. El enemigo está en cada remesa de dinero que se le manda a Castro. En cada viaje a ver a la familia […]”. Penoso. Muy.

Finalmente me dio pena con Robertico. Me dio pena, porque creo que está enfermo de ese resentimiento amargo que lamentablemente aqueja a algunos cubanos emigrados. En definitiva la gente no es culpable de sus enfermedades, quizás ni siquiera de esas del alma como la amargura y el odio. Me dio pena además su blog horrible (bueno, quizás dicen lo mismo del mío, pero yo no soy un personaje público), su muy mala redacción, sus faltas de ortografía (entre otras perlas dice que las canciones de Buena Fe están “Echas para caer bien”).

Como dije ya no le tengo cariño, pero si mañana trabaja en una película o una obra de teatro que esté buena, no dudaré en ir a verla. Quizás, como “Tito”, me cae bien el personaje que encarne y me conmueven sus dotes actorales.

Daniel Silva Jiménez



1 Cuando digo “mayoría” mi aseveración no es rigurosa, porque no tengo encuestas de opinión bien calculadas a mano. Esto y también mis apreciaciones sobre el sentir de grupos de personas, son eso, apreciaciones mías, que como las de cualquiera, pueden estar equivocadas. Y como cualquier generalización también tendrá excepciones.

Categories: ,

19 comentarios:

  1. Me gusta este artículo pero no quiero comentar sobre las capacidades artísticas de Buena Fe o la incoherencia de Robertico, y también de Buena Fe, claro. De eso ya abundó bastante, a mi juicio atinadamente, el autor. Me gusta porque indirectamente llama a la reflexión. Una reflexión que quizás contribuya a disminuir las tensiones que nos tienen separados a los cubanos desde hace casi 60 años “los de aquí y los de allá” como dice la canción de Arnaldo y su Talismán y su salsero llamado a la convivencia. Sí porque el artículo critica lo que su autor considera criticable pero abre las puertas a la tolerancia, algo que mucha falta nos hace y más falta nos hará en el futuro.

    ResponderBorrar
  2. Simplemente certero. Gracias por el intento de organizar y apaciguar este caos de odio.

    ResponderBorrar
  3. Daniel:

    Encantado de conocerte primero. Luego te digo que pensar que un actor es un personaje que defendió algún día es tu error no el mío. En cuanto a el post( no voy a analizar todo lo que dices de mi persona porque no estamos hablando de mi) déjame explicarte algo. Cuando te vas de Cuba y rompes ( obligadamente) con todo lo que rodea a esta nación te amargas. Irremediablente. Le paso a Guillermo Cabrera Infante ,que era un genio no me va a pasar a mi que soy solo una persona mas. Pero mi post no va cargado de amargura va cargado de decepción. Decepción con un pueblo que no supera sus individualidades. Un pueblo que ha estado adiestrado( y digo adiestrado) para pensar como masa no es capaz de ponerse de acuerdo en lo más simple que es destruir lo que no lo deja avanzar como pueblo. En Cuba hay un grupo grande de personas que se están jodiendo muy duro por lograr eso. Un cambio. No te digo la libertad porque en este mundo donde vivimos la libertad no existe. Pero si un cambio. Y que grupos como Buena Fe ,que hoy parecen ser los Rolling Stones, ( por el revuelo que ha causado su concierto) vengan y abran con Cuba Va un tema totalmente propagandístico porque no es mas que es un himno revolucionario y totalmente politizado los rebaja de la categoría artistica. Y no no me siento Dios pero tengo criterio. Te puede gustar o no pero es mi criterio y lo escribo en mi blog ( que te guste o no es mío) como es tu criterio este y yo te lo respeto aun en desacuerdo con el. Lo único que lamento es lo de las faltas de ortografía ( de las que por cierto solo pones un ejemplo , error ya subsanado porque antes de tu comentario malintencionado una persona me lo había señalado) y esta ocurren debido al corrector ortográfico de blog spot que pocas veces distingue las sutilezas de nuestro idioma y la prisa por publicar en tiempo y forma( de cualquier manera te lo agradezco) mi coherencia obviamente puede ser discutible para ti que obviamente no me conoces pero jamás me veras quedándome a medias en nada. Yo siempre he dicho lo que pienso.cuando vivía en Cuba ya lo hacia. El hacerlo me ha traído muchas consecuencias porque este mundo es político al cien por ciento. Pero no te voy a dar el gusto de contártelas a ti ni a nadie. Porque estoy donde estoy por ser como soy. La incoherencia o como tu escribes los "pequeños huecos en la coherencia" de Buena Fe es proverbial. Para empezar desdecirse en frente de los enemigos de la revolución para volver a decir lo mismo cuando lo enemigos están lejos mas que incoherencia es cobardía. Y eso en la Cuba de hoy es casi traición a la patria. Cantar Cuba Va en Miami si es provocación porque si como tu dices vienen a hacer arte esa acción politiza todo lo posterior y lo anterior también. No me engañes,no te engañes , no engañes. No existe la buena voluntad en el intercambio cultural. No existe buena fe en las actitudes de Buena Fe. Como no existe voluntad de cambio en los "cambios" que se desarrollan en Cuba. Esta habiendo una transición en Cuba ,un cambio. Un cambio de título. En diez años nuestro país va a ser como poco China. Y va a ser la Castro's INC. No te equivoques chaval. No seas ingenuo. Cuando la gente se amarga es porque se siente engañada. Yo estuve ahí.yo grité ( como casi todos) pioneros por el comunismo seremos como el Che. Yo también soñé y también canté Cuba Va ,pero me engañaron. Y mucho. De cualquier manera gracias por lo que dices de mi trabajo como actor. Pero Tito no existe mas que tu imaginación. Además Tito se hubiera cagado en tu madre unas cuantas veces. Pero yo no soy Tito. Alégrate. Un saludo
    Roberto San Martín.

    ResponderBorrar
    Respuestas
    1. pero israel si es israel. chamaco. ese guajiro es de oro pero quien lo buzca lo encuentra. yo fui utilero de davi blanco + d 7 años en cuba. hechate esta anedota, una ves en santiago de cuba fui testigo de esto. un negronson se puso pesao y fula, PERO FULA. el guajiro se bajo de la guagua le metio una muela y el negro q se iso el loco y el guajiro le metio una bola primero, el negro se paro y le fue arriba. eso fue NOCAO, uno solo, derecha a la quija del negro. se acabo el lio. negro en el suelo botando sangre por la cara y el guajiro ante de subir pa la guagua, ni pinga q yo soy de guantanamo en la loma del chivo. Nadi se metio. to el mundo pa tra como pablito. asi que mire chama, deja trabnquilo al guajiro que en feisbook no se sacan los diente, pero en la vida real si y tu vive de la jeta y tiene cara de bitonguito con brasito de GIM pero eso puede que no te va a salvar de la ira del consolte. Si te mete muela oyeselaaaa, no te haga el intrigante con el guajiro. cambio y fuera. es solo un consejito, conejito. soy Ubaldo en Monterey.

      Borrar
  4. Compadre, no juzgue a los cubanos por el sitio donde vive, no ponga las manos en candela por algo que no.le.consta ni conoce, Buena fe es un producto calculado para crear un estado de opinion determinado entretener a la juventud cubans, como lo hicieron antes con Moncada, acaso de veras crees q ellos van de gratis a esos pueblitos? Sabes cuanto cobra buena fe por dar un show " de buena fe" en holguin? En miami la gente salio a manifestarse, no hubo prohibicion. Desafortunadamente y antes de emitir juicios a la ligera hay q entender el.contexto de las cosas, pasearse por miami con un pulover del che, equivale a visitar israel con una swastika, es cuestion de respetar sensibilidades. Todo no es blanco y negro.

    ResponderBorrar
  5. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderBorrar
  6. Me falto la firma arriba- Joel Zalazar

    ResponderBorrar
  7. Interesante la respuesta de Roberto San Martín. Es un tipo muy desgarrado y lo comprendo. Se abstiene de comentar su propia visceralidad, por ejemplo al vituperar a alguien que venga a ver a su abuelita, pero es bastante respetuoso ahora. Me gusta eso. Te diré más: creo que el post lo puso a reflexionar. En general su discurso es bastante incongruente, a mi juicio, pero el final de su post, sin embargo, es muy bueno. Faltas de ortografía en su trabajo inicial: más de 12 si tengo en cuenta que no poner tildes entraña cometer tales faltas.
    Aparte de esto, tuvieron cojones los BF de empezar con Cuba Va. Yo mismo tengo mis dudas acerca de hacia dónde es que va Cuba, pero me identifico con el espíritu de esa canción. Ojalá vaya hacia donde creían Pablo, Silvio y Noel cuando la hiceron. Me caen bien los de Buena Fe.

    ResponderBorrar
  8. Daniel, muchas gracias por tu articulo. Me gusto mucho y yo tambien lamento mucho las posiciones radicales que San Martin ha adoptado. Aunque.. no dejo de reconocer que el tiene muchos puntos validos en sus argumentos, pero lo que lo deja ver muy mal en mi opinion es su posicion extremista. Radicales de las dos orillas son los que mas danno hacen a los cubanos, los de miami se olvidan de lo que sufre la gente de a pie y se les hace facil vociferar desde la otra orilla donde son aplaudidos por muchos otros radicales sin importarles el danno que hacen. Como es posible vanagloriarse de criminalizar el hecho de que un cubano no olvide a su familia que vive en cuba, que la quiera ver y ayudar como pueda? Como es posible simplificar todo a que sus acciones son "mandarle una remesa a los castro"? es terrible ver en los monstruos que algunos cubanos se convierten, sobre todo cuando son de la joven generacion que deberia ser mas avanzada... la verdad da pena. Me alegro haya leido tu post y despues del pataleo de San Martin tratando de ofender, en su almohada quizas esto lo ayude a reflexionar, aunque haya querido en primera instancia como animal herido herirte con su respuesta.

    ResponderBorrar
  9. Dano me encanto el articulo!!!! muy bueno!! tocas todos los puntos que a mi juicio son medulares, lo que no quiere decir que no haya otros, solo que para mi, ha sido como verme retratada en cada posicion, sentimiento y vision. Es muy duro a estas alturas leer posiciones como la de Robertico. Sobre todo porque no entiendo como se puede generalizar un odio visceral que en principio es hacia un gobierno, a todo un pais, a todo lo de TU pais; porque estar de acuerdo con el bloqueo es........ en fin, no sigo porque las palabras que tengo en mente estan un poco fuertes. En fin, gracias mi Dano!!!!

    ResponderBorrar
  10. vanidad, vanidad, divina vanidad dano-daniel, silva de la vanidad, impecable ortografía-vanidad, presentablemente disciplinada construcción gramatical-vanidad, dano-daniel, con la piedra en la palabra, o en roberto, dano-daniel que gusta de abrazar a seres queridos (para los no muy queridos véase "correcciones de redacción y otros favores"), silva-vanidad con el corazón roto dentro de la trompeta de ese mismo que la toca, de los amaneceres sobre su cabeza, silva-dano-daniel que nació y estudió donde no importa desde donde importa mencionar que no importa, dano petulante daniel, insensible, dano-daniel-silva desconocedor, dano-daniel con la mano, la mente y el corazón garantizando "decires" sin mucho "conoceres", "respetares" acaso, dano-daniel con la escabrosamente rigurosa lección a roberto, dano-daniel que no entiende, no ve, no siente más allá de sus limitados "entenderes", silva-dano que no puede contenerse y juega a calificar conciertos y artistas y ciudades y personas a través de un tonto escarmiento a la estructura de diálogo del prójimo protestante, silva-dano, con su almohada coronada, o vacía...

    ResponderBorrar
    Respuestas
    1. Te quedó buena la prosa poética. Yo intento que haya diálogo, que se discuta con argumentos y no con consignas.
      También trato de respetar a todos, e intento ser humilde. Ninguna de esas cosas es sencilla. Saludos.

      Borrar
    2. Y que coño significa este amasijo de incoherencias???

      Borrar
    3. significa que eres demasiado inteligente, y que sabes escribir "coño" y otras muchas cositas dulces...

      Borrar
  11. intenta daniel, de corazón y no de vuelta intenta, que el mundo es mayúsculo de nacimiento, y ese uniforme puntual que adivina tu palabra cuando tu decir califica o sanciona superficialmente, puede quedarse pegadito a tu eje y sentarte eternamente al borde de tus respuestas...tanto el dolor ajeno como la libertad te aventajan, por mucho que corra tu lejana figura a encontrarse con sus más recientes caprichos de estilo...intenta humildad daniel, intenta, edifica, sana, crece...majaderías, sarcasmos, y apuntes vacíos aparte...saludos también por supuesto...

    ResponderBorrar
    Respuestas
    1. Sí, si ya te digo que lo intento. Y seguiré. ¿Tú también intentas o ya lo tienes todo resuelto? Por curiosidad pregunto.
      La libertad y el dolor ajeno me temo que nos eventajan a todos.
      Saludos.
      (Ah, y puedes poner tu nombre, aunque sea uno imaginario, así estamos más igualados y no me gusta comunicarme con Anónimos)

      Borrar
    2. No pierdas tiempo respondiendo vaguedades y textos trasnochados, que ni siquiera se entienden y que parecen más bien escritos por un envidioso o vaya ud a saber qué.

      Borrar
    3. no pierdas tiempo respondiendo vaguedades armandito, no pierdas tiempo, no pierdas tiempo, no pierdas tiempo...

      Borrar

Subscribe to RSS Feed Follow me on Twitter!